Seguridad

Actualmente el vidrio laminado es cada vez más utilizado como elemento de seguridad en la construcción, tanto en edificios públicos, privados y residenciales.
El cristal laminado se produce al unir dos o más láminas de cristal flotado con una o más interláminas plásticas de polivinil butiral (PVB), bajo calor y presión. En caso de rotura, los trozos de vidrios rotos quedan adheridos a la lámina de PVB impidiendo su desprendimiento y caída, manteniendo el conjunto dentro del marco y sin interrumpir la visión.